Plan de Estudios

Plan de Estudios

por raguilarv Email

I. SISTEMA ÉTICO-PEDAGÓGICO.

Los actores reales, visibles, sensibles y pensantes del PAFG traducen su presencia dinámica, dialógica y social, en rasgos concretos propios de las personas en proceso de formación.

Todos —estudiantes, profesores, coordinadores, personal administrativo y director— inmersos en la formación establecen entre sí vínculos y funciones pedagógicas de intervención y gestión. Además,  interactúan como participantes en la praxis pedagógica del “debe ser educativo”, orientando su proceso educativo.

1.1. Unidad pedagógica de intervención y gestión.

  • Profesores y estudiantes se vinculan básicamente en las acciones de enseñanza y aprendizaje, en la intervención didáctica en torno a determinados objetos de estudio.
  • Coordinadores y profesores se relacionan a través de las líneas de gestión curricular y didáctica que se ponen e marcha para asegurar y garantizar el funcionamiento trascendente y colectivo del plan de estudios.
  • Secretaría se vincula en todas las líneas de la gestión curricular, organización y acción del PAFG.
  • Director y coordinadores, por su parte, se vinculan también a través de las líneas de gestión curricular y didáctica, pero en el ámbito macro, en el plano en que se gestionan los lineamientos mayores de concepción, organización y acción del conjunto del PAFG.

1.2. Relaciones y funciones de los actores del proceso pedagógico en Formación General.

Las relaciones y funciones de los actores del proceso pedagógico de Formación General se fundan en el diálogo humano y culto que permitan establecer un sistema específico de caracteres propios derivados de la plataforma epistémica sobre la persona humana:

  • Del estudiante corresponden a su desarrollo como persona culta y humana, pues su desarrollo como profesional es gestionado por cada Escuela Profesional.
  • Del profesor se ordenan acorde con las dimensiones de docencia, conducción de procesos de enseñanza y aprendizaje; producción científica, actividad académica concretada en la ejecución de investigaciones o aportes en su disciplina de especialidad o en el área pedagógica; producción profesional, actividad tecnológica concretada en la sistematización de la experiencia didáctica; tutoría, diseño y ejecución de programas preventivos académicos y personal-sociales de orientación; promoción, actividad de extensión o proyección de la experiencia pedagógica sistematizada del programa de formación general en acciones comunales ligadas a la mejora de vida y el desarrollo social.
  • Del coordinador se diseñan según las dimensiones de gestión curricular y gestión didáctica a nivel de área; la gestión curricular designa planificación, organización, dirección y control de la concepción y diseño de un área; la gestión didáctica alude a la planificación, organización, dirección y control de la ejecución de esa área; en ambos casos la gestión implica animar a los docentes que integren el equipo de área en mención.
  • Del personal en Secretaría se diseñan según la dimensión del diálogo y la administración profesional en el ámbito laboral.
  • Del director también se organizan según las dimensiones de gestión curricular y gestión didáctica a nivel del Programa como unidad académica; la gestión curricular designa planificación, organización, dirección y control de las líneas matrices de concepción y diseño educativo del Programa; la gestión didáctica alude a la planificación, organización, dirección y control de las líneas matrices de ejecución educativa del Programa; en ambos casos la gestión implica animar a los docentes que integran el equipo de PAFG.

1.3. Actitud y aptitud específicas de las personas en el proceso pedagógico de Formación General (sistema ético).

El estudiante, el profesor, el coordinador, la secretaría y el director del PAFG imparten y comparten entre sí y con los demás, cada quien según su rango durante el proceso pedagógico, los siguientes rasgos de su actitud y aptitud específicas:

  • Es uno e íntegro. Piensa y se expresa con gestos y palabras en coherencia con su unidad personal: con afectividad en la semejanza, conociendo la verdad más profunda y queriendo con finalidad concreta y humana lo más necesario e intransferible. Es el turno de la justicia.
  • Es diverso en comunión: Se expone distinto ante sí y los demás; no se contradice en los momentos de conflictividad y se mantiene idéntico a sí mismo. Por lo mismo, se muestra indigente en todo sentido para los demás a razón de su semejanza. Es el turno de la fortaleza.
  • Es creativo en lo provisorio. Circunscrito en un espacio determinado va en busca de la verdad más profunda y dispone su inteligencia ante la provisoriedad de las circunstancias, actuando siempre con percepción, simbolización, lenguaje, arte, ciencia y tecnología. Es el turno de la prudencia.
  • Es crítico en lo necesario: A razón del principio de la vida como expresión de dinamismo absoluto, desmenuza criterios ideológicos de las estructuras reinantes y formantes para darles sentido de actualidad y proyección humana, sin perder de vista las cosas más simples de la vida. Es el turno de la sencillez.
  • Es holístico desde lo particular: Concibe a toda persona como expresión del ser humano y delimita la acción integral de la misma al servicio del ser humano, como señor de todo lo existente al cual todas las cosas le deben servir. Es el turno de la nobleza.

 

II. CURRÍCULO POR COMPETENCIAS

2.1. ¿Qué entendemos por competencia?

Por competencia, en sentido general, se entiende las “atribuciones de una persona, de una institución”; el término atribución especifica la “facultad que una persona tiene por razón de su cargo”. Cuando afirmamos que “tal persona esta facultado para tal acción” damos a entender que, además de estar autorizado (aspecto social), es capaz de ello (aspecto personal).

La competencia (humana) implica entonces que la persona «es capaz de actuar en y con». Esta afirmación evidencia o despliega tres dimensiones en unión estrechísima:

  • una dimensión natural: es capaz. Ámbito de la Inteligencia humana.
  • una dimensión cultural: de actuar. Ámbito de la formación integral.
  • una dimensión social: en y con. Ámbito del diálogo y del gesto:

Las tres dimensiones especifican que el espíritu de la competencia es estrictamente acción humana, a la vez que sintetizan a la persona en su capacidad integral. Declarar que una persona es competente, significa evidenciar su capacidad integral de modo pleno, humano y actual, a nivel personal y social. En este sentido, lo que se tiene que medir en el proceso evaluativo es la actitud y aptitud personal, humana y profesional: la palabra con el gesto, la pasión con la semblanza; ambos exponen en sentido pleno la novedad de la competencia personal. El evaluar, como acto humano, debe revelar en parte lo que es en si la persona en un determinado tiempo y lugar.

La competencia de Formación general se complementa con la competencia de Formación Profesional, diseñada por las Escuelas Profesionales que gestionan cada carrera profesional. Ambas competencias forman parte de los propósitos de Carrera; siendo construidas en instancias de gestión diferentes, convergen en una sola concepción: la formación universitaria de un profesional.

La concepción de competencia es didáctica y curricular.

2.2. Competencia general del PAFG.

  • Identifica, ordena y explica con argumentos en forma coherente, los principios, los conceptos y los problemas fundamentales del aspecto social, cultural, político y económico del género humano, con sentido crítico, ético y solidario.
  • Analiza, verifica y revisa las causas, los métodos, las formas y los estilos del conocer humanístico, científico y crítico con el rigor académico propios del quehacer científico, mostrando iniciativa y dinamismo personal.
  • Diseña, revisa, supervisa y ejecuta proyectos de desarrollo humano, científico y técnico de carácter pluricultural en el ámbito local, regional y nacional, con espíritu ético y solidario.
  • Analiza, evalúa y explica con argumentos de manera coherente, clara y con propiedad, sus ideas utilizando la norma del lenguaje formal y el lenguaje matemático propiciando un espíritu reflexivo.

2.3. Competencia curricular del PAFG.

De modo curricular, la competencia funciona como propósito mayor, horizonte del trabajo universitario, y por ello se formula como punto ideal de llegada estratificándose en distintos niveles, pues la naturaleza analítica del curriculum así lo exige. En su estratificación desde un nivel macro (mayor) hasta un nivel micro (menor) el curriculum, que es organización abstracta, va transformándose en didáctica, que es intervención concreta. En el desarrollo curricular estratificado, del nivel mayor al nivel menor, la competencia general termina expresada en habilidad específica. Este proceso que va de arriba hacia abajo es la derivación curricular. Sobre la habilidad específica intervienen los actos de la didáctica, e inician el recorrido inverso, del menor nivel hacia el mayor nivel hasta llegar a la competencia general. Este proceso que va de abajo hacia arriba es la ejecución curricular.

La competencia es un componente de por sí, humano, psicológico, cultural y social; y el curriculum, en su rol organizador, la estratifica: “competencia general”, “competencia de área”. En cada uno de los niveles de estratificación la competencia —y también la capacidad y la habilidad— siempre son intenciones educativas.

2.4.   Competencia didáctica del PAFG.

De modo didáctico, la definición de competencia es holística. La competencia, destreza, habilidad y capacidad son propiedades humanas externas-intersubjetivas e internas-subjetivas que se estructuran y desarrollan unitariamente en las relaciones humanas, según su medio histórico determinado.

La capacidad se desarrolla como habilidad, la habilidad se perfecciona como destreza, y la unidad cualitativa “capacidad-habilidad-destreza” se ejecuta como competencia en la actuación de la persona en situaciones socioculturales reales y concretas.

La competencia es un “saber hacer presencia y acción específica”, en cuya estructura subyace transformada culturalmente la unidad “capacidad-habilidad-destreza”; más que ser un concepto de fin como expresión cultural, es un factor natural que trasluce el modo técnico de la misma capacidad personal.

III. EJES TRANSVERSALES EN LA MALLA CURRICULAR.

El Currículo de Estudio del Programa Académico de Formación General, en sintonía con los demás currículos de las carreras profesionales de la USS, especifica ejes transversales que constituyen el conjunto de conocimientos, actitudes, comportamientos, principios y valores que el PAFG y la entera USS imprime en sus estudiantes a lo largo de la formación humana, científica y profesional.

Los Ejes transversales concuerdan con la misión, visión y sistema ético del Programa, además se encuentran en una dinámica permanente en el quehacer universitario, a través de los docentes, estudiantes, trabajadores y padres de familia que conforman la comunidad universitaria.

Son incorporados en el desarrollo académico de cada una de las experiencias curriculares y en las vivencias diarias y cotidianas del Programa.

Los Ejes Transversales son:

3.1. Investigación integral.

Visto que la capacidad e inserción de toda persona distingue tres datos en perfecta unicidad dinámica: inteligencia—familia—ecología; y que del primero se distingue lo —sentiente, racional y volitivo—, en lo segundo el pluralismo social, la costumbre y el patrimonio cultural, y en lo tercero el espacio determinado, el medio ambiente y el cosmos; por lo mismo apremia una investigación integral.

Este eje transversal constituye una herramienta basilar en el desarrollo académico de la entera currícula del Programa Académico de Formación General.

Es el distintivo específico del programa, en el ejercicio del diálogo humano, de buscar siempre la verdad más profunda en las realidades inteligibles.

3.3. Gestión de Riesgos.

Nuestro estudiante y egresado de la USS analiza y explica los problemas más relevantes que surgen entre la interacción del hombre y su medio natural y social, con la finalidad de formar una sociedad con conciencia en Gestión de Riesgos del ecosistema y humanos.

3.4. Emprendedurismo.

Buscamos dotar a nuestros profesionales de un espíritu emprendedor, concibiendo al emprendedorismo como un sistema que propende al desarrollo socioeconómico sustentable de la comunidad.

3.5. Diversidad e Identidad cultural.

Este eje permite reconocer como identidad cultural al conjunto de características que distinguen a un grupo humano del resto de la sociedad y por la identificación de un conjunto de elementos que permiten a este grupo autodefinirse, sin perjuicio de aceptar la diversidad cultural lo que implica reconocer, respetar, valorar y aceptar las diferencias culturales.

3.6. Constitución y Derechos humanos.

El egresado de la USS es un irreductible luchador por la defensa íntegra de la persona humana como ser existente, visible, sensible y pensante. El estudiante y el egresado contribuyen a la creación de las condiciones necesarias para una relación de integración entre la persona y la sociedad.

3.7. Cultura Ambiental.

Nuestro profesional entiende el desarrollo sostenible como satisfactor de las necesidades humanas presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones del futuro, en su dimensión ambiental, económica y social.

Estos ejes transversales son interiorizados en cada uno de los actores del Programa, a fin de materializar que la entera currícula académica facilite y permita la experiencia de unidad en el ámbito humanístico y profesional de nuestros estudiantes y egresados.

IV. LINEAMIENTOS METODOLÓGICOS.

El método es el componente que pone en marcha el plan de estudios. Las intencionalidades (rasgos ideales, competencias, actitudes) y los contenidos (áreas) aún son plano conceptual, “idea curricular”. El método señala la ruta a seguir para trasladar esa “idea” al plano de los “hechos”, actúa sobre el contenido para lograr los propósitos.

Hay dos niveles de cobertura metodológica: mayor y menor. Ambas tienen tres dimensiones: procedimental, espacio temporal e instrumental.

La cobertura mayor, propiamente curricular, incluye:

  • En la dimensión procedimental, líneas acerca de la acción general de las áreas del plan de estudios.
  • En la dimensión espacio-temporal, líneas acerca de la preparación y ambientación general de los espacios pedagógicos, y de la organización general de los tiempos pedagógicos.
  • En la dimensión procedimental, líneas acerca de la organización general de los instrumentos pedagógicos (implementación).

La cobertura menor, propiamente didáctica, incluye:

  • En la dimensión procedimental, líneas acerca de la acción autónoma y didáctica de cada área del plan de estudios.
  • En la dimensión espacio-temporal, líneas acerca de la especificación de las formas espaciales y temporales en su manifestación didáctica
  • En la dimensión instrumental, líneas acerca de la especificación de los medios y materiales didácticos.

Los lineamientos que se establecen aquí corresponden a la cobertura metodológica mayor. Los lineamientos de la cobertura metodológica menor se hacen en cada programa de área, una de cuyas realizaciones es el sílabo de área.

 

4.2. DIMENSIÓN PROCEDIMENTAL.

4.2.1. Principios metodológicos.

Las ideas fuerza que rigen la gestión del método son:

  • Principio de adecuación: la lógica del método se corresponde con la lógica del contenido; el método en sí mismo no existe, lo que se realiza siempre es un modo de hacer funcional, adecuado a la naturaleza, estructura y sentido del contenido sobre el que actúa.
  • Principio de diversidad: el método es diverso, no solamente en relación con cada contenido sobre el que interviene, sino también en relación con los grupos de aprendizaje con los que se interactúa en el proceso de estudio; las características individuales y grupales, la orientación profesional, los estilos de aprendizaje, los estilos de enseñanza, las motivaciones, los intereses, funcionan como factores condicionantes que deciden la heterogeneidad del método.
  • Principio de flexibilidad: si bien el método tiene una lógica propia que organiza secuencialmente su desarrollo, ello no implica que sea una organización cerrada e inflexible en su ejecución; no es lo mismo preveer el método en secuencias que aplicar el método en realidades diversas; aún más, en el desarrollo mismo del método en situaciones concretas éste puede modificar, variar o transformar su dirección.
  • Principio de dirección: el método dispone de una instancia de concepción, delimitación y organización, y de una instancia de ejecución, aplicación e intervención; ambas etapas deben ser lideradas y dirigidas desde espacios de interacción, discusión y consenso, garantizando una puesta en marcha metodológica colectiva, de equipo, con liderazgo directivo a nivel de Programa, y liderazgo de coordinación a nivel de equipo de área.
  • Principio de sistematicidad: el método como experiencia didáctica genera múltiples líneas de innovación, de novedad, de aspectos no previstos y no identificados en la organización previa; ello implica que todo lo desarrollado y acumulado metodológicamente debe pasar por un proceso de sistematización, de ordenamiento y construcción de propuestas que vayan definiendo en cada docente y en cada equipo de trabajo un estilo de hacer metodológico.

 

4.2.2. Enfoque metodológico.

El método es conceptuado como:

  • Activador: transforma el contenido para alcanzar los propósitos, es actividad de estudio.
  • Motivador: promueve la interiorización individual de la necesidad social de desarrollarse como persona.
  • Comunicador: permite la interacción entre estudiante y profesor, estudiantes entre sí, y docentes entre sí, ambos como sujetos humanos, sociales e históricos
  • Convencional: prioriza unas veces el flanco del profesor: exposición, conferencia.
  • Participativo: prioriza otras veces el flanco del estudiante: estrategias antitéticas, desestabilizadoras, hipotético-deductivas, de procesamiento de la información, problémicas, heurísticas, mesas redondas, paneles, discusiones temáticas, estudios de casos.
  • Estructural: tiene una lógica interna que se corresponde con la lógica interna del contenido, se utiliza tal método (procedimientos, técnicos, estrategias, actividades), porque se enseña-aprende tal contenido (teorías, categorías, conceptos).
  • Lector: la lectura es el soporte metodológico del proceso de estudio, no sólo la comprensión del texto escrito (verbal), sino también la comprensión de otros textos icónicos, multimediales y culturales (no verbales).
  • Diverso: se adecua a la lógica de los objetos de estudio, no hay una sola manera metodológica que homogenice el proceso de estudio.

4.2.3. Modelo metodológico.

Según los principios metodológicos de adecuación, diversidad y flexibilidad, el método se estructura como invariante metodológica y como variantes metodológicas.

  • La invariante: el método como generalidad tienen un ordenamiento eslabonado que rige para todo proceso de estudio y aprendizaje, un patrón común de desarrollo: el «nuevo contenido» se orienta, se asimila, se domina, se sistematiza, y se evalúa. Un modelo metodológico general.
  • Las variantes: el método como especificidad diversifica el establecimiento anterior, en relación con los diferentes objetos de estudio de cada área de aprendizaje: la orientación, asimilación, dominio, sistematización y evaluación del «nuevo contenido» es distinta al estudiar un objeto psicológico (Desarrollo personal y creatividad), un objeto matemático y analítico (Competencia Lógico-Matemáticas), un objeto lingüístico (Lectura y Redacción universitaria), un objeto filosófico (La Persona y su Acción), un objeto antropológico (Derechos humanos y Sociedad Peruana), un objeto histórico (Cátedra Señor de Sipán). Varios modelos metodológicos específicos.

4.2.4. Equipos metodológicos.

La organización conjunta de las áreas es llevada a cabo por la acción colectiva de los docentes, no por el docente-individuo sino por el docente-equipo. El docente-equipo hace efectiva su labor en varias instancias de equipos docentes: de programa, de área, de ciclo, de aula.

  • Equipo docente de programa: conjunto de docentes del Programa Académico de Formación General, define las líneas generales de concepción, organización e intervención en el desarrollo de los actores como persona.
  • Equipo docente de área: docentes conformados alrededor de un área, define la lógica del área y a partir de allí elabora la propuesta pedagógica del área.
  • Equipo docente de ciclo: docentes conformados alrededor de un ciclo de estudios, define la lógica del ciclo y elabora líneas de intervención en un ciclo específico, en éste equipo se incorporan docentes de las Escuelas Profesionales.
  • Equipo docente de aula: equipo docente de un aula, define la lógica del aprendizaje en una sección de estudiantes y elabora la propuesta pedagógica del aula.

 

4.3. DIMENSIÓN ESPACIO-TEMPORAL.

El método se configura en el espacio y en el tiempo.

  • En la dimensión espacial el método se realiza en espacios lectivos y en espacios investigativos. En el espacio lectivo los nuevos aprendizajes se asimilan en sesiones y actividades de aprendizaje. En el espacio investigativo los nuevos aprendizajes se exploran, sistematizan, aplican e innovan en tareas de indagación. Son espacios lectivos el aula física y el aula virtual. Son espacios investigativos la biblioteca, laboratorios, salas de tutoría, salas de lectura, laboratorio de cómputo, la realidad misma.
  • En la dimensión temporal el método se organiza adecuadamente en ciclos académicos, bimestres, semanas; por la mañana, por la tarde; en sesiones de dos, tres, cuatro, cinco o seis horas lectivas.

 

4.4. DIMENSIÓN INSTRUMENTAL.

En su dimensión instrumental el método se realiza básicamente como:

  • Cuaderno de trabajo, registro divulgativo de los contenidos del área, útil en la presentación y aplicación didáctica básica del contenido.
  • Equipo audiovisual, opción medial auditiva y visual que apoya la presentación organizada, ilustrativa, problematizadora, de los contenidos.
  • Documentos bibliográficos, hemerográficos y electrónicos, libros y revistas impresos, y libros y revistas electrónicos que permiten profundizar en la comprensión y discusión de los contenidos.

 

V. SISTEMA EVALUATIVO

5.1. LINEAMIENTOS DE EVALUACIÓN.

Sin evaluación la formación humana se empobrece en proyección histórica y sentido vital.

El espíritu humano es cambiante aunque si el sujeto es el mismo; por ello, la evaluación en el proceso formativo tiene que ser constante, gradual y diversificado. Si bien en los procesos formativos actuales se opta con suma facilidad por la evaluación cuantitativa y vigesimal, ello no significa que la actitud y la aptitud de la persona equivalga una nota, sino que la nota tiene que equipararse y motivar una actitud de cambio mejorable y aptitud de ejecutarlo en modo decisivo, para bien personal y social. Todo esto vale para el formador y el formando.

Si la pedagogía formativa es diálogo integral para ejecutarse en clave de servicio solidario, entonces, ¿cómo darse cuenta del progreso integral logrado y cómo ejecutar la medición integral respectiva? He aquí nuestros criterios específicos para una evaluación integral:

Aspectos

Indicadores

Parámetros

Competencia

 

Actitud

  • La intencionalidad y estética de la presencia y del gesto.
  • La búsqueda del otro.
  • La experiencia y originalidad de actuar un bien común.
  • La necesidad de renovación integral.

 

Servicio

 

Afinar y desarrollar las múltiples cualidades espirituales y corporales, con su conocimiento y trabajo, para que sirva de provecho a muchos, incluso a todo el género humano.

Aptitud

  • Sentido técnico del gesto.
  • La idea de la palabra.
  • Lógica y veracidad en las palabras, en el dato cultural y en la fórmula.
  • Historia y propiedad de la(s) idea(s), del dato y símbolo cultural.

Orden

Para el Programa Académico de Formación General la evaluación del formando es de carácter integral: se evalúan ideas y gestos a la vez, a nivel inter e intrapersonal; como también la eficacia y profundidad de los mismos. La persona en el proceso evaluativo no se circunscribe a una nota (con valor de 20, o de 10, o de 00), pero si necesario advertir que el factor cuantitativo es un lector que permite medir a escala vigesimal el grado de recepción, conocimiento, expresión y presencia integral de la persona en proceso de formación técnica, humanística y profesional.

La evaluación es el componente que formula juicios de valor sobre el proceso y logros en este caso, de los aprendizajes, constatando, supervisando, reorientando, promocionando, optimizando logros, efectos e impactos del proceso de formación general.

Los lineamientos de evaluación atienden dos aspectos: el enfoque de evaluación (qué es) y el sistema de evaluación (cómo es).

 

5.2. ENFOQUE DE EVALUACIÓN.

El enfoque de evaluación contiene la manera de entender la evaluación, traza concepción de evaluación que asume la institución. El enfoque se expresa en los siguientes principios de evaluación.

  • Principio de investigación: la evaluación es un proceso de investigación permanente: revisa el plan de estudios del Programa, según la normatividad institucional y de acuerdo con las exigencias sociales; analiza la congruencia entre los rasgos ideales y las transformaciones reales; retroalimenta el proceso; establece nexos de diálogo con la comunidad educativa (autoridades, docentes, estudiantes, padres de familia) acerca de las experiencias y valoraciones de los procesos.
  • Principio de diagnóstico-pronóstico: la evaluación identifica y obtiene información para priorizar necesidades y carencias de aprendizaje, sobre la base de información fáctica sistematizada; asimismo, no pierde de vista el horizonte trazado por los propósitos educacionales.
  • Principio de relación: la evaluación funciona en una red de relaciones con los restantes componentes curriculares (necesidades, propósitos, contenidos, métodos).
  • Principio de planificación: La evaluación planifica su acción previendo y planteando los siguientes interrogantes: qué evaluar, para qué evaluar, cómo evaluar, con qué evaluar, cuándo evaluar.
  • Principio de valoración: La evaluación formula juicios de valor comparando y precisando un sistema de criterios de valoración, las valoraciones no solamente son directas (observables) sino indirectas (inferibles).
  • Principio de cuantificación-cualificación: la evaluación equilibra lo cualitativo y lo cuantitativo, asigna valores subjetivos-objetivos a los ritmos y estilos de aprendizaje, y establece procedimientos, técnicas, instrumentos e indicadores que cuantifican-cualifican las expectativas de aprendizaje.

 

5.3. SISTEMA DE EVALUACIÓN

El sistema de evaluación contiene la organización de la evaluación de las áreas de aprendizaje delimitando objetos de evaluación, criterios de evaluación, indicadores, técnicas, instrumentos, momentos, tipos de evaluación, calificación y promoción. Este sistema, en su configuración general, es común a todas las áreas, pero en su configuración específica, varía o se diversifica según la orientación de cada área de estudio.

5.3.1. Objetos de evaluación.

Los objetos de evaluación centrales son las competencias/actitudes, pues éstos son los saber/hacer/ser establecidos como intencionalidades o propósitos de área. Se evalúa las competencias/actitudes en su logro didáctico, a través de su realización en las habilidades desarrolladas en las actividades de aprendizaje (concreción de competencias). Se tiene en cuenta que decir “objeto” es una nomenclatura operacional pues en realidad se evalúa los procesos de aprendizaje de personas múltiples y diversas. El “objeto” tiene como función formalizar esa multiplicidad y diversidad en patrones generales de exigencia.

5.3.2. Criterios de evaluación.

Los criterios operativizan las habilidades como objetos de evaluación. Son puntos de vista o exigencias pedagógicas para cada habilidad, dependen de la naturaleza y sentido de cada área, Los criterios permiten obtener una comprensión coherente y operativa del objeto. Los criterios se establecen contextualizando los objetos en el interior de cada área de aprendizaje. La habilidad “explicada” no tiene los mismos criterios instalada en el sistema evaluativo de Derechos humanos y Sociedad Peruana (explicar hechos antropológicos) que instalada en el sistema evaluativo de Competencia Lógico-Matemática (explicar hechos cuantitativos) o instalada en el sistema evaluativo de Cátedra Señor de Sipán (explicar hechos histórico-sociales).

5.3.3. Indicadores de evaluación.

Los indicadores enuncian las concreciones de cada criterio de evaluación, son el puente entre la declaración abstracta del criterio y su realización concreta en cada estudiante; declaran (indican) muestras de desempeño, y conforman un conjunto coherente  En su estructura interna los indicadores reproducen, a un nivel de especificación concreta, la estructura interna de la competencia/actitud: un saber/hacer/ser, un objeto de intervención, una condición de intervención, una situación de intervención.

5.3.4. Técnicas de evaluación.

Las técnicas son operaciones reales aplicadas en el registro de las muestras de desempeño relacionadas con los indicadores. Observar, cotejar, interrogar, dialogar, son operaciones que facilitan el acceso a las muestras de desempeño real.

5.3.5. Instrumentos de evaluación.

Los instrumentos son las herramientas en las que se registra las muestras de desempeño tomadas por las técnicas. Se evidencia en una guía de observación, se coteja en una lista cotejable, se interroga con un cuestionario cerrado o abierto.

5.3.6. Momentos de evaluación.

Los momentos son las etapas temporales en que se aplican los instrumentos y técnicas de investigación sobre los indicadores, criterios y objetos de evaluación. Hay evaluación de inicio (inicial), evaluación de proceso (parcial) y evaluación de salida (final).

5.3.7. Tipos de evaluación.

Los tipos son las modalidades de evaluación de acuerdo con los sujetos que evalúan: heteroevaluación si hay un sujeto evaluador que evalúa a una heterogeneidad de sujetos evaluados; autoevaluación si el sujeto evaluador y el sujeto evaluado son la misma persona; coevaluación, si el sujeto evaluador y el sujeto evaluado intercambian sus roles.

5.3.8. Calificación.

La calificación consiste en asignar valores cuantitativos a los indicadores de evaluación acorde con una escala opcionalmente asumida (la vigesimal). La calificación tiene dos modalidades, integrales ambas en los lineamientos y en la lógica del sistema de evaluación. Cabe precisar:

  • La calificación propuesta por el Programa, cuya aplicación se ciñe al sistema de evaluación previsto en la lógica del Plan curricular del Programa. Las técnicas e instrumentos de evaluación en su realización práctica las diseña y elabora el equipo de área o el equipo de aula.
  • La calificación propuesta por la Universidad, cuya aplicación se ciñe a las técnicas e instrumentos sugeridos por el Vicerrectorado Académico. En estas técnicas e instrumentos se incluyen los indicadores previstos por el Programa. Las técnicas o instrumentos propuestos por la Universidad no invalidan, sino más bien contienen los indicadores propuestos por el Programa.
  • Los requisitos de evaluación/calificación, son las exigencias que habrá de cumplir el estudiante para ser declarado apto para ser calificado. En este caso, la asistencia obligatoria a sesiones teóricas y prácticas es un requisito y no un criterio ni indicador de evaluación/calificación. La asistencia es el compromiso del estudiante a estar presente en las actividades lectivas o investigativas programadas.

5.3.9. Promoción.

La promoción del estudiante, su avance hacia otro ciclo de estudio o edad académica, lo establece la obtención final del calificativo mínimo aprobatorio (11, once).

Más allá de lo propiamente evaluativo la promoción del estudiante es una promoción de su desarrollo personal, y, en este sentido, el Programa prevé estrategias de extensión pedagógica orientadas a articular con la comunidad universitaria y con la comunidad en general los logros, efectos e impactos del desarrollo estudiantil.

 

VI.  ÁREAS DEL PAFG.

6.1. Naturaleza del Área.

Las áreas son los contenidos o saberes de la cultura que el Programa Académico de Formación General selecciona y organiza para lograr los propósitos expresados en la competencia general.

  • La competencia general constituye el para qué curricular.
  • Las áreas son qué curricular.

Curricularmente la lógica del qué corresponde a la lógica del para qué. La organización curricular de las áreas es general y específica, aspectos que permiten configurarla adecuadamente.

En lo general las áreas:

a)         Se seleccionan desde el saber cultural.

b)        Se jerarquizan determinando sus roles curriculares,

c)         Se secuencian distribuyéndose en los ciclos de estudios de las carreras.

En lo específico, cada área:

a)    Se conceptúa, precisando:

- el objeto de área (sector de la realidad estudiado por el área),

- el enfoque de área (marcos teóricos o tecnológicos del área).

b)    Se estructura, estableciendo:

- los propósitos de área (competencia y actitud del área),

- los contenidos del área (unidades y actividades temáticas del área),

- los lineamientos del plan o programa de área (sílabo).

La selección de áreas es el proceso de transposición del saber cultural al saber universitario eligiendo qué campos de saber son los más adecuados y los más pertinentes para lograr las competencias específicas establecidas.

 

6.2. Estructuración de áreas.

La estructuración de áreas se refiere al establecimiento de los componentes de área, específicamente, la intención de área (para qué) y los contenidos de área (qué). La intención de área expresa el resultado que se prevé alcanzar en los estudiantes en términos de desarrollo personal, aprendizajes o transformación personal y social. Este resultado son la competencia y la actitud de área.

  • La competencia de área es el saber hacer sobre un objeto, bajo ciertas condiciones en situaciones efectivas de actuación personal, saber/hacer que resulta de la mediación pedagógica del área. El sentido de la competencia de área se deriva del sentido de la competencia general, de acuerdo con la plataforma epistémica de la persona humana que atiende cada una de las áreas. La competencia se operativiza luego como capacidad de unidad de aprendizaje y habilidad de actividad de aprendizaje.
  • La actitud de área es el saber/predisponer la personalidad y el comportamiento ante sí mismo y los demás, ante el área misma, y ante la institución en situaciones de interacción social, como efecto de la mediación del área. El sentido de la actitud de área se deriva del sentido de los rasgos actitudinales y aptitudinales de la persona.

Los contenidos de área son el sistema de conocimientos que forma parte del objeto de área, pero debidamente estratificados, “desagregados”, en componentes de área, temas de área y subtemas de área.

  • Los componentes de área son grandes bloques temáticos sobre los que actúa las capacidades de área. Una capacidad de área más un componente de área equivale a una unidad de aprendizaje.
  • Los temas de área son los tópicos o asuntos tratados por un conjunto núcleo de conocimientos sobre los que actúan las habilidades de área. Una habilidad de área más un tema de área equivale a una actividad de aprendizaje.
  • Los subtemas de área son microtópicos en interior de un tema, sobre ellos actúan las acciones y operaciones de la habilidad. Las operaciones de habilidad (microhabilidades) más un subtema equivalen a la sesión de aprendizaje.

Considerando que estos contenidos se orientan al logro de propósitos, sus grados de “desagregación” también se corresponden con propósitos específicos en diferentes estratos del curriculum: objeto/competencia de área; componente/capacidad de unidad; tema/habilidad de actividad; subtema/ operación de sesión. La estructuración general del área se presenta en el panel del área.

6.3. Estratificación del área.

ESTRATOS

PROPÓSITOS

CONTENIDOS

Ärea de aprendizaje

Competencia

Objeto de área

Unidad de aprendizaje

Capacidad

Componente

Actividad de aprendizaje

Habilidad

Tema

Sesión de aprendizaje

Operación

Subtema

PANEL DE ÁREA

 

6.4. Áreas específicas:

Toda persona es sujeto y objeto del Bien en su aspiración profunda de ser y poder más, en sí, para sí y desde sí con sus semejantes; habita y comparte un espacio determinado; para ello, racionaliza su inteligencia a fin de conocer o ver más claro su presencia humana y acción de Bien a nivel personal y social. Por lo mismo, amerita adiestrarse con las siguientes áreas culturales:

  1. Lectura y Redacción universitaria: No siempre se sabe leer, decir o explicar la verdad, más aún cuando se tiene que trasmitir por escrito. Ello exige formarse en la técnica de la lectura y redacción según los cánones de la escritura, de la redacción y la interpretación textual en la que hay que descubrir la intención del autor.
  2. Competencia Lógico Matemática: En la persona es fundamental mantener el sistema del orden que ya la misma naturaleza humana lo refiere como síntesis de unidad y experiencia concreta de plenitud; pero, este orden cuántico y cualitativo no es estático ni estable, está en proceso de germinación, es sustancial y potencial; por ello es urgente la cultura de las habilidades lógico-matemáticas que permitan a la persona reconocer y afirmar su orden natural en la complejidad de la acción humana.
  3. Desarrollo personal y Creatividad: Toda persona es naturaleza y cultura en estrechísima unión, está cultivando su proceso germinal integral, expresando su sentido sustancial y potencialidad creativa propias. El desarrollo personal se concibe al singular y al plural, es autonomía y heteronomía cultural. En este sentido, la persona amerita de ésta área curricular que le permita conocer y valorar las exigencias propias del complejo mundo humano, afirmar su creatividad germinante y su consecuente vocación de servicio.
  4. Cátedra Señor de Sipán: Toda persona es sujeto del tiempo y del espacio; el ayer, el hoy y el mañana no cohabitan en su voluntad, en la cual sólo hay espacio para la aspiración profunda de sentirse más y mejor en un determinado instante; de modo que hacer memoria de su patrimonio histórico es como recoger la semilla humana del arte de cultivarse y recogerse siempre nuevo en tiempos propios pero diversos. Las personas no pasan, lo que pasa es su acción; pero la verdadera historia no es la que se limita al análisis de la acción sino la que descubre por la misma acción la aspiración profunda de la persona o personas humanas.
  5. La Persona y su Acción. Toda persona es presencia y acción en sí, para sí y desde sí con los demás; es sujeto y objeto de acciones invisibles y visibles a la vez: lo invisible de su inteligencia y pensamiento incansable, del cual emanan las decisiones más complejas y sublimes que delatan el brillo de su faz, la altura y profundidad de su presencia y colorean el ámbito externo de la relación con sus semejantes. Es urgente analizar y comprender el perfil centrípeto y centrífugo de la persona y su acción.
  6. Cultura y Gestión ambiental. La persona habita un medio histórico determinado en el que se inserta y participa garantizando el bienestar ecológico sostenible. Por ello, urge formar personas que valoren el equilibrio existente entre sociedad, ambiente y economía, fomentando acciones y proyectos alternativos viables para minimizar los impactos ambientales negativos en el desarrollo y progreso de la comunidad local y nacional.
  7. Gestión Empresarial, Innovación y Competitividad. La experiencia curricular en mención permitirá fortalecer las capacidades emprendedoras mediante la investigación y aplicación de técnicas e instrumentos en la organización y gestión de proyectos emprendedores de calidad que contribuyan al desarrollo socioeconómico y cultural de la comunidad local.
  8. Derechos humanos y Sociedad peruana. La persona humana es sujeto y objeto de un marco social concreto, en el cual comparte acciones para el cual es necesario una Constitución Política. La Declaración universal de los Derechos humanos reclama crear una conciencia de participación en un estado de derecho que salvaguarde y valore el sentido de la vida y la dignidad humana.

 

6.5. Secuenciación de áreas (Plan de estudios)

La secuenciación de área es el proceso de distribución horizontal de las áreas en los respectivos ciclos de estudio de las Carreras Profesionales.

Las áreas se ubican en el proceso temporal de la Carrera estableciendo relaciones secuenciales y combinatorias entre ellas, unas funcionan como requisitos de las siguientes.

La secuenciación de áreas da como resultado la malla de áreas.

CICLOS

ÁREAS CURRICULARES

HORAS

TH

CREDITOS

HT

HP

I

1

Lectura y Redacción universitaria.

4

2

6

5

2

Competencia Lógico Matemática

4

2

6

5

3

Desarrollo personal y Creatividad

2

2

4

3

II

4

Cátedra Señor de Sipán

2

2

4

3

5

La Persona y su Acción

3

2

5

4

III

6

Cultura y Gestión Ambiental

2

2

4

3

VI

7

Gestión empresarial Innovación y Competitividad.

2

2

4

3

VII

8

Derechos humanos y Sociedad Peruana.

2

2

4

3

TOTALES

21

16

37

29

 

6.6. Conceptuación y Propósito de Áreas.

La conceptuación de áreas reside en precisar el sector de realidad que estudia cada área (su objeto) y las teorías o tecnologías básicas desde las cuales ese sector de realidad se estudia (su enfoque).

El objeto de área son los saberes culturales expresados en un sistema de conocimientos, sobre el que han de intervenir la actividad estudiosa de profesores y estudiantes. El objeto de área es objeto de estudio. El objeto de área es la opción u orientación teórico-tecnológico asumida como sustento conceptual de esos saberes culturales o sistema de conocimientos. El objeto y el enfoque de área se convierten, en el sílabo, en la fundamentación del área.

6.6.1. Lectura y Redacción universitaria.

a) Conceptuación de área.

Su objeto consiste en potenciar habilidades de producción de textos acorde a su especialidad, y le permitan actuar de modo eficiente con criterio reflexivo, crítico y ético en contextos interculturales.

b) Propósito de área.

- Competencia de área.

Produce textos académicos demostrando cuidado en el uso de los códigos oral, escrito y gráfico.

- Actitudes de área.

Aprecia la redacción como fenómeno de la creatividad y la identidad personal y social, persevera en la búsqueda de soluciones a problemas del entorno.

6.6.2. Competencia Lógico-Matemáticas.

a) Conceptuación de área.

Su objeto son la argumentación y resolución de problemas matemáticos a partir de la utilización de las matemáticas y la lógica en operaciones que requieren contextos reales. Se sustenta en los enfoques cognitivos, matemáticos y lógicos que permiten desarrollar el pensamiento lógico-matemático.

b) Propósito de área.

- Competencia de área.

Formula y resuelve problemas matemáticos aplicando estrategias metacognitivas en la lógica formal y operaciones matemáticas, a partir de situaciones problemáticas de la vida real y de la formación profesional.

- Actitudes de área.

Aprecia la matemática como representación y comunicación, persevera en la búsqueda de soluciones a problemas del entorno.

6.6.3. Desarrollo personal y Creatividad.

a) Conceptuación de área.

Su objeto es la orientación de la persona en la búsqueda de respuestas concretas a su desarrollo y maduración, propiciando el manejo de sus habilidades que lo conduzcan hacia una formación integral, estimulando sus potencialidades a fin de ponerlas de manifiesto en situaciones concretas, con enfoques socioculturales, cognitivos y humanistas.

b) Propósito de área.

- Competencia de área.

Selecciona y utiliza estrategias que estimulen la creatividad para el manejo de sus relaciones inter e intrapersonales, organizando su desempeño académico a partir del análisis de la realidad.

- Actitudes de área.

Demuestra un accionar coherente con su plan de vida, y valora la importancia del desarrollo de la afectividad, el conocimiento y la voluntad, íntimamente unidos, para mejorar su vida personal, familiar y social.

6.6.4. Cátedra Señor de Sipán.

a) Conceptuación de área.

Su objeto es el desarrollo histórico cultural de la Región Lambayeque, la formación de la identidad cultural a través de la revaloración de la herencia “muchik” y la trascendencia del descubrimiento de las Tumbas Reales de Sipán enfatizando su repercusión, nacional y mundial. Se sustenta didáctica-mente en el paradigma cognitivo y sociocultural, y disciplinariamente en los enfoques antropológicos, sociológicos e históricos que analizan el cambio de la continuidad de los elementos culturales de la tradición “muchik”.

b) Propósito de área.

- Competencia de área.

Comprende críticamente la trascendencia de la cultura moche y el descubrimiento de las Tumbas Reales de Sipán, analizando el proceso histórico del hombre “mochik”, interactuando con la realidad cultural; investigando y difundiendo la cultura ancestral y viva a nivel regional, reconociendo la interacción entre pasado, presente y futuro, valorando en trabajo en equipo.

- Actitudes de área.

Fortalece su identidad cultural reconociendo la importancia histórica del cambio, continuidad y mestizaje cultural de su comunidad; expresa pertenencia a su pueblo de origen; asume el compromiso de rescatar y difundir la cultura viva y el patrimonio tangible e intangible de la región.

6.6.5. La Persona y su Acción.

a) Conceptuación de área.

Su objeto es la actividad integral de la persona, el sentido lógico de sus ideas y de su expresión, hacia adentro y hacia fuera, la conflictividad relacional consigo misma, con otros y con la naturaleza, con enfoques hermenéuticos y críticos de los diversos aspectos de la cultura humana local y nacional.

b) Propósito de área.

- Competencia de área.

Argumenta y expresa su propia concepción del hombre, del mundo y de la vida, enjuiciando de modo sistémico y crítico situaciones de la realidad.

- Actitudes de área.

Actitud de búsqueda del saber, interactúa de manera respetuosa, dialógica y ecléctica con sus pares.

6.6.6. Cultura y Gestión Ambiental.

a) Conceptuación de área.

Su objeto es el medio ambiente como construcción cultural, como formante de la cognición y valorativa humana, no como “medio externo” al hombre sino como parte estructurante de su ser. Se sustenta en los enfoques ecológicos, v ambientales, socioeconómicos, políticoculturales y políticosdescriptivos, explorativos, que expican la problemática ambiental, local, regional, nacional y mundial.

b) Propósito de área.

- Competencia de área.

Explica los problemas relevantes de la interacción del hombre y su medio ambiente, formando una conciencia ambiental, con interés en el uso y conservación de los recursos naturales, valorando el equilibrio armónico entre sociedad, ambiente y economía; diseñando y ejecutando proyectos de conservación y desarrollo, en contextos locales y regionales.

- Actitudes de área.

Promueve y fomenta una cultura educativa y de participación ciudadana de comprensión, respeto y cuidado de los recursos naturales y del medio ambiente.

6.6.7. Gestión empresarial, Innovación y Competitividad.

a) Conceptuación de área.

Su objeto es la investigación y aplicación de técnicas e instrumentos en la organización y gestión de proyectos emprendedores de calidad que contribuyan al desarrollo socioeconómico y cultural de su comunidad.

b) Propósito de área.

- Competencia de área.

Diseña y ejecuta proyectos de conservación y gestión empresarial de su entorno, proponiendo soluciones de innovación y participación ciudadana.

- Actitudes de área.

Promueve y fomenta una cultura de participación ciudadana en la gestión empresarial y resolución en las propuestas de innovación para el desarrollo y progreso humano.

6.6.8. Derechos humanos y Sociedad Peruana.

a) Conceptuación de área.

Su objeto es reflexionar sobre la realidad nacional en el marco de la Constitución Política del Perú y la Declaración Universal de los DD HH, proponiendo alternativas de solución para la transformación social generando una conciencia colectiva.

b) Propósito de área.

- Competencia de área.

Promueve acciones en defensa de los Derechos Humanos en su entorno local, regional y nacional, demostrando responsabilidad social.

- Actitudes de área.

Interioriza y promueve la importancia de los Derechos Humanos en el marco de la investigación y las relaciones humanas.

 

6.7. Gradualidad académica de áreas.

 

Ciclos

 

Proceso gradual de áreas

Plataforma de verificación

Área

Actividad

Responsable

I - III

Se adiestra en el análisis de textos y teorías y explica con sentido crítico el filón ideológico de los mismos y su plausible actualidad y utilidad en la cultura actual.

Por escuela o escuelas afines.

Hacer Escuela epistémica

Equipo Docente designado previamente

VI -VII

Verifica y analiza la problemática de la realidad social circundante y ejecuta de modo previsor y provisorio acciones de solidaridad múltiples.

Por escuela o escuelas afines.

Hacer Escuela de solidaridad

Equipo Docente designado previamente

Todas las áreas se disponen en los ciclos de modo gradual, a fin de permitir que el estudiante asuma un proceso gradual y técnico de adiestramiento en el manejo de su capacidad y se muestre competente de modo integral ante las diversas exigencias de la vida personal y social.

 

6.8. Perfil curricular del Docente por área.

Áreas curriculares

Perfil del docente

Lectura y Redacción universitaria.

Especialista en Lengua y Literatura y en Ciencias de la Comunicación.

Competencia Lógico Matemática

Especialista en Docencia de las ciencias matemáticas

Desarrollo personal y Creatividad

Especialista en Psicología de la Educación.

Cátedra Señor de Sipan.

Especialista en Historia, Sociología y Antropología.

La Persona y su Acción

Especialista en Filosofía y/o en Ética.

Cultura y Gestión ambiental.

Especialista en Ciencias naturales con post grado en Ecología y/o Gestión ambiental.

Gestión empresarial Innovación y Competitividad

Especialista en Gestión de Negocios.

 

Derechos humanos y Sociedad peruana.

Especialista en Docencia de las Ciencias Sociales.

Abogado con Formación Docente y en la especialidad de Derechos humanos.

 

VII.- DOCENTES POR ESCUELA.

Te ofrecemos la ubicación de docentes del PAFG por escuelas, aulas y turnos. Para ubicar a un docente sólo hay que acercarse a la secretaría de cada escuela profesional e informarse por el número de aula y su respectivo horario.

 

 

DOCENTES POR ESCUELA

 

 

 

 

Reaccion esperando moderación

Esta publicación tiene 68 reacciones esperando moderación...

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.

Tu URL será mostrada.
PobreExcelente
(Los saltos de línea se conviertan a <br />)
(Nombre, email y página web)
(Permitir que los usuarios te contactactan vía un formulario de mensajes (tu email NO se hará público.))